INDUSTRIA

BOGOTÁ FASHION WEEK o1 Y ¿QUÉ QUIEREN USAR LAS PERSONAS HOY?

May 26, 2016 - 2:59 pm by: CriolloGlam

La primera jornada de desfiles de la Semana de moda de Bogotá o la ‘Bogotá Fashion Week’ en su segunda versión se alojó en el Museo el Chicó en una jugada estratégica, el cambio de locación merece su crédito; con todos sus problemas de forma y de fondo la locación anterior merecía mayores quejambres. También, merecen celebrarse multivariadas piezas y creaciones, mas quizás no una oferta creativa en concreto; las muestras aun dejan un sentimiento extraño, pues parece que los diseñadores colombianos en su espectro más amplio están empeñados en que el obsoleto modelo de vestidos de coctel y trajes de noche sea lo que prime  sobre sus pasarelas, quizás  porque es el modelo de muchas casas de moda europeas (cuya herencia viene del vestido de noche o la alta costura), quizás porque es el referente más “precioso” del diseño de modas, y del diseñador que viste reinas y presentadoras de televisión, quizás porque el mercado aun sigue  buscado el diseño cuando necesita vestidos para matrimonios y fiestas. O quizás porque las princesas de Disney y sus vestidos  nos han atrofiado el ideal del ‘traje perfecto’.

 

Untitled-2

Algunos de los tantos  modelos (por la misma linea de diseño), presentados por diseñadores de la Bogota Fashion Week.

Como sea, y lejos de demeritar la dispendiosa labor de crear y producir una colección, o uno de esos vestidos, uno solo se pregunta ¿por qué no hay piezas como las que todos queremos usar? unos buenos pantalones, un abrigo, una camisa, un saco, una chaqueta para ir a trabajar o encarar el día a día con estilo. La exclusividad del diseño de autor parece ensimismarse en los trajes de luces y con ellos opacar la posibilidad de que la moda llegue a la calle, a la vida real y a las personas que no ‘necesitan solamente’ de vestidos fluidos, o ropa donde todo se arrastra, personas que están hambrientas de moda y diseño en lo cotidiano. Dejando a merced de los masificadores  (internacionales) un mercado que les paga hasta más de 800.000 COP por prenda.

ZARA1-2

Aunque el ejercicio de pronto-moda es muy distinto al diseño de autor, el ‘qué’ vende un masificador como Zara, ” el retailer más innovador y devastador modelo en el mundo” es un buen indicio para saber que es lo que la gente quiere usar: básicos y piezas con tendencia, la nueva formula de los paralelos del lujo, la mezcla y la combinación.

 

No es gratuito que el modelo de la industria global esta en crisis (ese modelo de vestidos y piezas para eventos especiales), por una sencilla razón: la moda rápida, el acceder a las tendencias tan rápido ha hecho que el lujo propenda por ofrecer un portafolio de piezas muy amplio, más aun con las estaciones intermedias como pre-otoño y resort (que son las que alimentan anualmente el grosso de mercancía comercial “o sea menos vestidos de noche”), junto a esto, acelerar su producción y empujar sus limites creativos, el resultado: las marcas de lujo han de crear un sistema de culto inimitable, lejos de toda pretensión internacionalista o de comparaciones, si la industria local quiere evolucionar debe proyectarse en un mercado global.

 

Y los lideres del juego en el mercado del lujo por estos días saben como lo hacen, deben crear mini sociedades  a las que se puede pertenecer a través de una de sus piezas, de materiales exquisitos y extremo detalle (Gucci es prueba de ello) ofreciendo piezas que juegan a ser la estrella en un atuendo sin necesidad del look completo, abiertas a al reinterpretación. O se puede optar por la influyente contracorriente de la calle (Vetements es la otra prueba) una critica sistemática a la practicidad en la moda “al traje de luces”, nace de las viseras de lo urbano y lleva al extremo lo cotidiano, porque cuantos quieren un vestido cubierto en pedrería que cuesta millones para usarlo dos veces en su vida, cualquiera usaría más veces un saco de capota… Ambas líneas mantienen un factor de “separados” como un blazer bien construido, una chaqueta de cuero, unos jeans, una camisa o sweater: prendas y accesorios cargados de diferenciadores, para todos los que queremos personalizarlas, ser individuos, pero al mismo tiempo con un carácter de reconocimiento a través de referencias culturales que nos permiten pertenecer a un grupo. Es el salir de lo común con un armario normativo, la adhesión de lo cool y la posible validación social de este adjetivo.

 

fashion-eccentric-F

El efecto Gucci: un rango amplio de prendas con detalle, la creación de un  look especifico, extraño con herencia y cargado de juventud e incomprensión, materiales lujosos y la capacidad de ser la estrella en un atuendo por si solas.

37ef0cf0-c689-11e4-a75b-41347b8a286a_YS_VETEMENTS_0016

Vetements: y la no tendencia, porque todo esta inventado, superposición, re estructuración, volumenes y capa sobre capa.

Sin pretensiones críticas, hay trabajo, hay esfuerzos, hay procesos detrás de las creaciones de nuestros coterráneos, así, más que un ataque es una gran incógnita, a la empresa, a los diseñadores y a la industria ¿qué quieren usar los hombres y las mujeres de hoy, qué usan, qué quieren? El zeigist o “espíritu del tiempo” al que la moda le sirve como espejo, refleja vidas, la calle, las dinámicas sociales y culturales de hoy, ¿creen que estas, sus creaciones resuenan con eso?. Pareciera pues que en Colombia viviéramos de “black tie” 24/7 que todo fueran holanes (muy de moda eso sí globalmente por esta temporada) y satines y batolas, extraño, en una sociedad tan multiforme y con brechas tan grandes. El carácter divinista no SOLO puede recaer entonces en vestidos y trajes de noche y piezas poco practicas que les venderán a una clientela cercana, porque ni hablar de seducir al ciudadano común, menos a un retailer internacional, nublando y truncando así el anhelo de crecimiento y el orden comercial de la industria. Y es así como las muestras y semanas de la moda locales y quienes participan en ellas seguirán dando tumbos y repitiéndose sobre si mismos con todos los problemas de forma y de fondo con los que se nos presentan hoy día.

 

 

COMENTARIOS